¿Cómo ser un héroe improvisando?


Lo que nos tiene guardado el destino a veces es inefable. Incapaz de ofrecer una explicación. Lo que ocurrió el 27 de agosto de 2014 es un hecho sin precedentes en el deporte rey. Ser el héroe de tu país, ‘sin querer queriendo’. Cosmin Moti no tiene una estatua en Bulgaria  porque el papeleo es complejo. Más de uno lo firmaría con los ojos cerrados.

El central del Ludogorets búlgaro es un semidios desde que clasificó a su equipo para la Champions League por primera vez en su historia. Él solito, prácticamente. Pero no por anotar el gol decisivo. Más bien por pararlos. Protagonista a la inversa en el momento indicado.

Se alinearon los planetas para que todo esto pasara. Minuto 90 de partido, y qué partido. Ludogorets y Steaua de Bucarest pelean por una plaza en Liga de Campeones. Imaginen el nivel de importancia para ambos. El árbitro español Undiano Mallenco señala falta y expulsión del guardameta del Ludogorets, Stoyanov.  Ya no quedan más cambios. Turno para Moti, que aceptó el reto.

El Santo

Eliminatoria empatada (1-1 en el global). Llegan los penaltis. Cosmin Moti comenzó lanzando el primero, y no falló. Todos los focos puestos en el defensa con disfraz de guardameta. Y los memes dejaron paso a las alabanzas. El rumano paró dos penaltis de los seis que le tiraron. Incluído el decisivo, atajando con seguridad la pésima ejecución de Râpă.

 

Entró en la historia siendo portero, cuando su oficio estaba en el centro de la defensa. Cosmin Moti, ídolo por sorpresa  (Getty)

 

Éxtasis en el Ludogorets Arena. El pseudoportero corrió a fundirse con la grada y empaparse de la felicidad incrédula de los aficionados. En Champions por primera vez, gracias a un defensa que tuvo que reencarnarse en Santo para salvar dos penaltis. Irrepetible. «Alguien se tenía que poner y me la jugué», recuerda el propio Moti.

Desde entonces, nunca planifica. Siempre improvisa. No le fue mal con esa filosofía…

Las paradas de Cosmin Moti (vía FOX Deportes)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *