Faiq Bolkiah, millonario sin debutar en primera


El dinero y ser futbolista de alto nivel. Dos cosas que van de la mano. O quizás no tanto… si vemos el caso de Faiq Jefri Bolkiah. Probablemente apenas conocido, este chico de tan sólo 20 años que milita en el filial del Leicester City inglés es el jugador más rico del mundo. Ni tan siquiera ha debutado en primera división, ¿cómo es posible tal cosa? Simplemente ha tenido la fortuna, y nunca mejor dicho, de pertenecer a una familia muy poderosa.

Su tío es una de las personalidades con mayor riqueza en la actualidad. Hassanal Bolkiah, el mismísimo sultán de Brunéi -un país asiático que se abastece del petróleo y gas que alberga-. Según la revista Forbes, se sabe que el sultán y sus allegados manejan un patrimonio cercano a los 20.000 millones de dólares. Además, el padre de Faiq es jefe de la Agencia de Inversiones de Brunei, por lo que tampoco anda escaso de capital. Como curiosidad, su padre llegó a contratar para su 50 cumpleaños una actuación privada de Michael Jackson por 17 millones de dólares. Cualquier capricho es posible si te apellidas Bolkiah.

 

Multimillonario a los 20. Pero con un sueño: ser futbolista de gran nivel   (Getty)

 

El afortunado protagonista juega de extremo y ha militado en varios conjuntos británicos como AFC Newbury, Southampton, Arsenal FC y Chelsea (siempre en categorías inferiores). Actualmente se mantiene inactivo desde diciembre de 2017, fecha en la que jugó su último partido con el sub-23 del Leicester. Nació en Los Ángeles, pero sus raíces lo llevaron a defender la camiseta de su país. Bolkiah es capitán de la selección de Brunéi y ya ha sido internacional en 9 ocasiones. En su tierra lo consideran la mayor promesa, aunque aún no ha terminado de explotar en Europa.

 

‘Millonario’ se queda corto

Experiencia aún le falta para llegar lejos en el fútbol. Pero no debe ser una preocupación demasiado seria. Lo tiene todo si hablamos de materialismo:

-Su tío vive en el palacio más grande del mundo, de una superficie mayor al Vaticano. Más de 1.800 habitaciones, 290 baños y una sala de invitados en la que caben unas cinco mil personas. Todo ello valorado en 350 millones de dólares.

-Una colección de coches de lujo que supera los 5.000 ejemplares (desde Mercedes, Ferraris o Bentleys hasta los más exclusivos e inalcanzables)

Tigres y leopardos como mascota, como ha podido mostrar el propio jugador en su cuenta de Instagram.

 

Unos tanto y otro tan poco. Este chico no tendrá que esforzarse para vivir del fútbol. Nació con la vida resuelta, pero con una ambición. «He jugado al fútbol desde que tengo memoria y desde muy joven siempre he disfrutado de salir al campo. Mis padres siempre me han apoyado para lograr mi sueño de ser futbolista«. Eso sí… ningún inconveniente si no lo consigue. Se tendría que conformar con seguir derrochando millones, que no requiere un especial talento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *