‘All in’ al soccer: la gran apuesta de Pelé


Un país absolutamente árido de fútbol. En los setenta, la mayoría de los estadounidenses no conocían a ningún equipo. No los había. Demasiada hegemonía del deporte-espectáculo (NBA, fútbol americano, béisbol, hockey). Sin sitio para un «juego de maricas comunistas» -así lo veía el editor del diario New York Daily News-. Hasta que llegó Pelé, y decidió apostarlo todo por el soccer.

La ambición de un empresario, un político y dinero, mucho dinero, lo hicieron posible. El presidente de Warner Media, Steve Ross, junto al secretario de Estado, Henry Kissinger, se encargaron de convencer al mejor jugador del mundo para que fuera al New York Cosmos. Un equipo que pasó de regalar sus entradas a cambio de tickets de párkings, a ser el club más mediático del panorama deportivo. Pelé, ya retirado, decidió aceptar la millonaria oferta del Cosmos y volver al césped. El renacimiento del balompié estaba en sus manos.

Se convierte en el deportista mejor pagado del momento. El club abarrota los estadios. «Viajar con el Cosmos era como estar con los Rolling Stones«, asegura el periodista Gavin Newsham . En 1975, el día de la presentación de O Rei es un fenómeno social. En su debut, más de 10 millones de personas siguieron sus primeros toques por televisión.

Cuando fiché por el Cosmos, el club era todavía un equipo universitario. Después nos convertimos en el mejor equipo. Todos querían venir – Pelé

Su llegada convirtió al fútbol estadounidense en un seductor destino para los últimos años de carrera. Siguieron los pasos del brasileño algunas leyendas de la talla de Cruyff, Beckenbauer, Chinaglia (histórico de la Lazio), Carlos Alberto o los recientes Raúl González y Marcos Senna. El crecimiento actual de la MLS (llamada por aquel entonces North American Soccer League) tiene sus cimientos en el fichaje más influyente del siglo XXI. Un brasileño de 34 años había contagiado interés por un deporte minoritario. Ese tipo había sido campeón del mundo tres veces y había anotado más de 1200 goles en su carrera. Razonadamente idolatrado.

 

Despedida legendaria

Un actor de Hollywood, el vocalista de los Rolling y el boxeador más laureado de la historia. Robert Redford, Mick Jagger, Muhammad Ali. También cientos de periodistas de 60 países. El Giants Stadium con el aforo completo (75.000 personas). Familiares y amigos. Hasta el presidente de los Estados Unidos presente. Un evento histórico para despedir al rey del fútbol en su último partido como profesional. Aquel 1 de octubre de 1977, para muchos, el día más triste de la historia del fútbol.

Pelé se retiraba en un encuentro amistoso muy especial, ante el equipo de su vida: el Santos brasileño. La primera parte la jugó con el Cosmos, marcando su último gol como profesional. Un libre directo desde 30 metros, casi nada. La segunda mitad la jugaría con la elástica del Santos, que acabó ganando 2-1. Al término salió ovacionado, llevado a hombros, manteado y respetado por todos. Pelé tenía 36 años y su carrera había llegado a su fin. Hoy día, el New York Cosmos es ‘el Cosmos de Pelé’. El soccer le debe mucho al ‘D10S’ carioca.

 

Pelé, llevado a hombros por sus compañeros en un campo abarrotado. El adiós a un mito (Getty)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *